Descripción del proyecto

La decoración de este restaurante japonés es el contraste entre el negro de los muebles y el rojo pasión de sus paredes. Una decoración idónea para impregnarse del sabor oriental y disfrutar de la calidad del sushi, uno de los platos típicos de la cocina japonesa.

La decoración de fachada y el rotulo con motivos curvos a tres colores y como fondo el Monte Fuji a dos colores.

Santa Teresa, 4, Madrid 28004