Decorman realiza la reforma y la decoración de la churrería más antigua de Madrid. La churrería se fundó en 1883 como fábrica de buñuelos.